Equitación niños

Beneficios de la equitación para los niños

Si bien para la mayoría de la gente la equitación no conlleva un amplio esfuerzo físico, es verdad que resulta un deporte muy completo que desarrolla la musculatura, mejora la coordinación motriz, el equilibrio y el sentido de la orientación.

 

Sumado a los beneficios físicos, la equitación colabora en la socialización del niño, hace que el niño adquiera confianza y seguridad en sí mismo y mejora su capacidad de concentración y disciplina. Asimismo, logra que el pequeño fomente dos valores fundamentales: responsabilidad y respeto por los animales y la naturaleza.

 

Para hacer equitación, es imprescindible que los niños vayan con la ropa indicada a los fines de evitar cierta incomodidad, pero también para evitar alguna desgracia ante alguna eventual caída. Los breeches son los pantalones más adecuados para montar. Es obligatorio que el niño porte un casco en su cabeza y que esté homologado por las federaciones de hípica en Santiago de Chile.

 

Los zapatos más recomendados son las botas con suela resistente y un poco de tacón. En la parte de arriba del cuerpo pueden vestirse camisetas o sudaderas cómodas y que cubran todo el brazo.