Equitación adultos

Beneficios de la equitación para adultos

Se llama equitación a la práctica de montar a caballo. Es una especialidad dentro de los deportes ecuestres, y evalúa tanto al jinete como al caballo.

 

Por su parte, el adiestramiento, es otra especialidad en la que se exige una completa compenetración entre el caballo y el jinete. El jinete debe guiar y ordenar a su caballo que realice una variedad de ejercicios, demostrando la perfecta compenetración entre los dos, junto a la capacidad y forma física del animal.

 

La práctica de la equitación para adultos reporta dos grandes grupos de beneficios en todos aquellos que la realizan. En primer lugar, acarrea beneficios físicos; colabora en el fortalecimiento de la espalda, los abdominales, los glúteos y las piernas. Asimismo, ejercita el corazón, ya que a veces exige el mismo esfuerzo que correr o el ciclismo.

 

Por otra parte, la equitación implica beneficios emocionales: contribuye al momento de superar miedos, brinda confianza en sí mismo y ayuda a tener mayor control ante lo imprevisible. Estar en contacto con los caballos obliga al ser humano a manejarse con calma.